Se lee en 1 minuto

En ocasiones necesitamos mostrar los archivos ocultos de nuestro Mac.

Quizá para modificar alguna configuración de un programa instalado, del propio sistema, para acceder a las papeleras de nuestros discos duros externos…

No es recomendable tener siempre visibles los archivos ocultos,  así evitamos eliminar por error algo que sea necesario. Además tenerlos visibles puede incluso resultar molesto y confuso a la vista.

Lo mejor es activar su visibilidad sólo cuando sea necesario y al acabar la tarea volverlos a dejar ocultos.

Para hacerlos visibles hay que abrir el Terminal. Lo puedes invocar desde Spotlight por ejemplo (Cmd + barra espaciadora).

terminalOSX

 

Una vez abierto simplemente tenemos que copiar y pegar en él este código:

Pulsamos Enter.

Cuando hayamos terminado, copiamos y pegamos este código que hace justo lo contrario (fíjate que en realidad sólo ha cambiado la palabra TRUE por FALSE):

Pulsamos Enter.

 

Una forma aun más sencilla consiste en presionar a la vez las teclas Comando + Shift + punto (.).

 

Y esto es todo. Espero que te haya sido útil esta nota.

 

Suscríbete a tonalidad.es