Se lee en 7 minutos

Seamos honestos, Apple sigue vendiendo el almacenamiento interno (disco duro, Fusion Drive, SSD) de algunos de sus dispositivos a precio de sangre de unicornio. Para ahorrar unos cuantos cientos de euros, dólares, pesos, etc. quizá compraste un Mac con menos espacio en el disco duro externo del que te hubiera gustado. 

Si últimamente has notado que tu Mac va lento o te aparece la llamada “pelota de playa” (spinning beach ball) con bastante frecuencia, podría deberse a muchos motivos. Uno de ellos, que además es fácil de detectar, puede ser precisamente la falta de espacio en el disco duro interno de tu Mac.

Para ver una gráfica con el espacio disponible / ocupado en tu Mac haz lo siguiente:

  • Pulsa en la manzanita de la barra superior de tu Mac ().
  • La opción que nos interesa es la primera, Acerca de este Mac o About this Mac.
  • Nos vamos a la tercera pestaña, Almacenamiento o Storage.
  • Si la gráfica que se muestra tiene un aspecto parecido a éste, tienes un problema de espacio en tu disco duro interno.

El primer paso lógico será pulsar el botón Gestionar... o Manage.... Te aparecerá una ventana como ésta:

Desde aquí puedes revisar distintos lugares en tu disco duro interno. En ellos podrían haberse almacenado muchos archivos pesados que realmente no te sirven y te están dejando sin espacio.

Esta ventana es bastante intuitiva y no me voy a parar a explicarla. Simplemente revisa cuidadosamente todos sus apartados y piensa si necesitas todo lo que ves. Quizá puedas hacer una copia de seguridad de algunos de estos archivos y utilizarlos a partir de ahora siempre desde un disco duro externo. No es lo más cómodo pero podrías evitar así este problema.

Si tras realizar esta tarea de revisión y limpieza el panorama sigue siendo malo y no has conseguido recuperar mucho espacio de tu disco duro, existen varias alternativas que incluso podrías combinar:

  • Utilizar algún programa como CleanMyMac o FonePaw MacMaster: Estos programas son bastante caros (pago anual de entre 20 y 40 dólares al momento de escribir este artículo). La versión gratuita de ambos te limpiará  solo 500 Mb y te ofrecerá su versión de pago para poder limpiar más. A mi esta opción me parece excesivamente cara para lo que aporta. Además ¿no se suponía que un Mac gestiona mucho mejor el sistema que Windows? Ahí dejo eso…
  • Si ya has reinstalado o actualizado el sistema operativo alguna vez, te manejas un poco con el Terminal, o incluso has conseguido resolver algún problema serio como fallos en el arranque (si, en Mac también pasa), sigue leyendo.

Como decía, si has continuado leyendo es porque te sientes capaz de tomar algunas medidas drásticas pero muy efectivas para recuperar un valioso espacio de tu disco duro interno. Tenemos dos alternativas que también podemos llevar a cabo de manera combinada:

  • Limpiar manualmente archivos temporales y/o de Caché generados por el propio sistema y por los programas instalados. Algunos programas de Adobe, por ejemplo, tienden a apoderarse del espacio de tu disco duro sin siquiera avisar adecuadamente.
  • Quitar programas preinstalados en tu Mac que en principio no te dejan desinstalar. Por ejemplo, en mi caso el programa Mail me ocupaba unos 700 Mb y jamás lo uso. iTunes siempre lo odié y evité usarlo. Tampoco usé jamás aplicaciones como “Bolsa”, “Ajedrez” o incluso “Dashboard”.

Si estás decidido a llevar a cabo alguna de estas acciones, vamos a explicar cómo se hace:

1. Limpiar Caché manualmente

Los programas que usas en tu Mac almacenan datos temporales que utilizan para acelerar ciertos procesos. Esto en principio es una opción adecuada. El problema está en que a veces estos archivos nos devoran el espacio disponible en disco duro y al final generan justo el efecto contrario al deseado. En estos casos se hace necesario tenerlos bajo control.

Para acceder a la ruta donde los programas guardan sus archivos de Caché hacemos lo siguiente:

  • Abrimos una ventana de Finder y en el menú elegimos la opción Ir > Ir a la carpeta.... Nos aparece algo así: 
  • Tecleamos o copiamos y pegamos lo siguiente: ~/Library/Caches. Se vería así:
  • Pulsamos Enter o botón Ir y Finder nos abre una ventana donde están todas las carpetas, subcarpetas y archivos de Caché que genera el propio macOS y los programas que tenemos instalados. Verás algo parecido a esto:
  • Tu labor será revisar lo que hay dentro de todas las carpetas. Te recomiendo que antes de empezar a borrar archivos, copies toda la carpeta “Caches” a un disco duro externo por si algo saliese mal. Esto podría tardar un buen rato pero debes hacerlo por si acaso. Es MUY IMPORTANTE que NO BORRES las carpetas directamente, sino su contenido. En la imagen tienes destacado en rojo un ejemplo de los tipos de archivos que puedes borrar.
  • Cuando hayas acabado de eliminar archivos de Caché, vuelve al menú de Finder usa de nuevo la opción Ir > Ir a la carpeta...
  • Ahora vamos a escribir algo un poco diferente a lo anterior. Es exactamente esto: /Library/Caches.
  • Pulsamos Enter o botón Ir y nos quedará un único paso.
  • Vacía la Papelera de reciclaje y será entonces cuando recuperes el espacio que estaban ocupando esos todos esos archivos de Caché.
  • Reinicia y comprueba el espacio disponible.

En mi caso, tardé menos de 10 minutos en llevar a cabo todo el proceso que te acabo de contar. La siguiente vez tardaré menos porque ya conozco los pasos y sé bien dónde ir a buscar y eliminar lo que no necesito. Por este motivo y porque es un proceso sencillo de realizar a mano, no veo necesario gastar más de 30 dólares anuales en herramientas que automatizan estos procesos. 

Por cierto, algunos programas tales como Safari, Chrome, Firefox, etc. permiten borrar la caché que generan desde sus propios settings.

2. Quitar programas preinstalados 

Podemos ir mucho más allá de vaciar la caché generada por los programas instalados. Para borrar programas preinstalados de los que estamos SEGUROS al 100% que nunca más usaremos, existe la opción de desactivar la protección de integridad del Sistema.

De esta manera podremos desinstalar definitivamente CUALQUIER programa de tu Mac.

Vamos a ver cómo se hace:

  • Lo primero es apagar tu Mac y arrancarlo en Modo Recuperación. Es la única forma de desactivar la protección de integridad del Sistema. 
  • Para arrancar en Modo Recuperación tienes que apagar el Mac y nada más arrancarlo de nuevo tienes que tener presionadas las teclas Cmd + R. Notarás que tarda un poco más de lo normal en arrancar. Es normal. Al final te llevará a la pantalla de recuperación del Sistema, que tiene este aspecto:
  • Ahora desde el menú superior seleccionamos Utilidades > Terminal.
  • Se nos abre una ventana del Terminal.
  • Escribimos lo siguiente csrutil disable .
  • Pulsamos Enter y nos saldrá la siguiente advertencia:
  • Reiniciamos el Mac de manera normal.
  • Una vez que se haya reiniciado tu Mac, ya estamos listos para desinstalar cualquier aplicación que queramos. Si ejecutamos en el Terminal la siguiente instrucción: csrutil status debería aparecernos el siguiente mensaje que confirma la desactivación del modo de integridad del Sistema.
  • Una vez que hemos desinstalado todos los programas que realmente no nos servían es muy conveniente volver a habilitar el modo de integridad de Sistema por motivos de seguridad. Para ello hay que arrancar de nuevo el Mac en Modo Recuperación, volver a abrir el Terminal y escribir esto: csrutil enable.

Con esto ya tenemos nuestro Mac optimizado al máximo y totalmente ajustado a nuestros gustos y necesidades.

Si te ha resultado útil este artículo, compártelo en Twitter, Facebook o LinkedIn con los botones que encontrarás justo debajo de ese texto. ¡Gracias y vuelve muy pronto!

 

 

Suscríbete a tonalidad.es